Cardio durante el embarazo

Muchos ejercitadores registran horas de cardio con el fin de quemar calorías principales y perder peso. Mientras que la pérdida de peso no debe ser su objetivo durante el embarazo, ejercicio cardiovascular regular tiene un montón de beneficios para su cuerpo y su bebé. El ejercicio regular puede ayudar a aliviar los dolores y dolores, evitar el aumento de peso excesivo e incluso darle un impulso de energía para mantenerte sintiendo lo mejor durante el embarazo.

Nivel de habilidad

Si usted es nuevo en el ejercicio, comience despacio con el cardio de bajo impacto como caminar o nadar y apuntar por unos 30 minutos de actividad tres veces por semana, trabajando hasta más si se siente a la altura. Ejercicios experimentados por lo general pueden continuar su rutina regular a través del embarazo temprano, con la excepción de algunas actividades, pero consulte con su médico para asegurarse de que sus formas favoritas de ejercicio son seguros. Es probable que elija para eliminar el impuesto o cardio de alto impacto como correr a medida que su embarazo progresa y su cuerpo le dice que disminuya la velocidad.

Actividades Sugeridas

Si usted está trabajando en casa, al aire libre o en el gimnasio, usted tiene un montón de opciones para cardio. Caminar es ideal porque es seguro, se puede hacer en cualquier lugar y puede aumentar la intensidad aumentando su velocidad o caminar en una pendiente. O, trate de natación, aeróbic acuático, un elíptico, una bicicleta estacionaria o incluso una clase de fitness diseñado para mujeres embarazadas. Si disfrutas de clases regulares de fitness, probablemente puedas continuar con la mayoría de ellas, pero asegúrate de decirle a tu instructor que estás embarazada para que pueda sugerir modificaciones y decirte qué movimientos debes evitar.

Ejercicios para evitar

Independientemente de su nivel de experiencia, todas las mujeres embarazadas deben evitar cardio que los pone en riesgo de una colisión o caída importante, como cabalgatas, esquí, ciclismo y deportes de contacto. Sea muy cuidadoso con las actividades que requieren un montón de equilibrio y coordinación como step aeróbicos, ya que su vientre crece, lanza fuera de su centro de gravedad, lo que hace más propenso a los derrames.

Limitaciones

Es especialmente importante no empujar demasiado el cuerpo durante el ejercicio. Para mantenerse dentro de los límites de seguridad, compruebe usted mismo con frecuencia durante el cardio, utilizando la tasa de esfuerzo percibido, o RPE, de cero a 10, tratar de permanecer entre tres y cinco, recomienda FitPregnancy. Usted debe respirar más fuertemente que generalmente pero todavía poder hablar. Por último, tenga cuidado de no dejarse sobrecalentar, estudios en animales han demostrado que el sobrecalentamiento puede causar defectos de nacimiento, de acuerdo con BabyCenter.

La seguridad

No importa qué forma de cardio que elija, asegúrese de que cada entrenamiento incluye un calentamiento, tiempo de reutilización y unos minutos de estiramiento antes y después de hacer ejercicio. Tome un montón de pausas, hidratar a sí mismo antes, durante y después de su entrenamiento y escuchar a su cuerpo, si estás agotado después de 15 minutos, enfriar e intentar nuevamente mañana. Si se siente mareado, falta de aliento o tiene sangrado vaginal o dolor de cualquier tipo, deje de hacer ejercicio de inmediato y llame a su médico si los síntomas no desaparecen.